Timos en el mundo del colchón

Hay timos en el mundo del colchón, como muchos de vosotros ya sabréis por experiencia propia o a través de algún familiar. Aunque hay empresas que fabrican colchones de calidad y utilizan realmente los materiales que ponen en la etiqueta de su producto, por desgracia es cada vez más habitual encontrarse con malas praxis en esta industria, como ya mostré en mi artículo «Engaño o manipulación«.

Comprando colchones a ciegas

Cuando empiezas a mirar colchones es posible que alucines por las increíbles diferencias de precios (colchones supuestamente fabricados con los mismos materiales con miles de euros de diferencia) y por las ofertas desorbitadas de algunos (he llegado a ver 90% de descuento en colchones). ¿Cómo puede ser?

Si no estás bien informado, puede que hayas ido a mirar colchones a alguna cadena de tiendas de colchones o a los grandes almacenes más cercanos a tu casa. Es posible que hayas probado brevemente algún colchón, en grandes superficies a veces no es posible, y puede ser que hayas encontrado uno o dos modelos que parecen bastante cómodos. Todo bien hasta ahora. El vendedor se te acerca y te dice que esos modelos están rebajados en un 70% por tiempo limitado (esto también pasa en tiendas online), y en vez de costar 1200 € si te lo llevas hoy solo son 360 €. ¡Qué suerte!

La publicidad del colchón dice que tiene un montón de materiales que suenan bien y ha sido fabricado con la última tecnología para el descanso. No se entiende cómo en otras tiendas venden colchones a 900 € o 1500 € existiendo estas gangas, ¿no? Te lo llevas a casa, o te lo envían si lo has comprado por internet (¡o envían enrollado! pero este es tema para otro día) y tras las primeras noches todo parece bonito. Te has llevado un colchón cómodo muy barato, qué más se puede pedir.

Lo barato sale caro

Pasan 2 o 3 meses y notas que cada vez cuesta un poquito más salir de la cama. Tu zona lumbar parece entumecida y notas que no estás descansando bien del todo. Un día decides quitar las sábanas y mirar bien la superficie del colchón nuevo. ¡Se está hundiendo! ¿Cómo es posible? Estás indignado (y con razón) así que vuelves a ir a la tienda a quejarte y pedir que te lo cambien. Va a ser que no, te dicen que no te lo pueden cambiar porque no sea lo suficientemente cómodo para ti y que la garantía no cubre un hundimiento tan pequeño. Es indignante porque has hecho una inversión considerable y el colchón está afectando directamente a la calidad de tu descanso y a tu salud. ¿Será que de verdad lo barato sale caro con los colchones?

Decides aguantar un poco más a ver si te acostumbras pero después de unos meses no aguantas más, esto es intolerable, necesitas dormir y descansar bien. Sin embargo esta vez lo quieres hacer bien, te pones a investigar en internet, consultas foros y preguntas a conocidos, y descubres que no eres el único timado en el mundo del colchón. El lado positivo es que descubres que existen colchones buenos y gente muy satisfecha con ellos aunque eso sí, no encontrarás mega rebajas del 80% en ellos. ¿Pero acaso ves descuentos así en los coches, los iPhone o tantas otras cosas?

Está claro que esta vez vas a invertir bien tu dinero, seleccionando un colchón bueno con referencias, materiales naturales y poco tecnicismo de marketing que no dice nada. Te llevan el colchón nuevo a casa pero antes de que se lo lleven quieres ver el colchón viejo por dentro para ver qué llevaba dentro para que fuese tan incómodo y te encuentras con la siguiente estampa:

Timos en el mundo del colchón
Colchón de marca relleno de planchas de gomaespuma. Costó cientos de euros.

Esta foto la tomé yo mismo a petición del protagonista de esta historia, aunque esta situación la han vivido miles de personas. La foto es impresionante en ese momento no sabíamos si echarnos a reír o a llorar.

¿Timos en el mundo del colchón?

Como podéis ver, ¡el colchón está relleno de simples planchas de gomaespuma! Con razón es tan incómodo y con razón costaba menos de 400 euros, si aún así habrá tenido un margen enorme.

Estas son algunas de las malas praxis más habituales en el mundo del colchón que he aprendido a reconocer con el paso del tiempo:

  • Marcan los precios de un 100% a un 300% más alto de su precio. Con razón pueden ofrecer esos descuentos increíbles cada dos por tres. Aún así consiguen cientos de euros de beneficio por colchón porque como veis en la foto los materiales usados no valen gran cosa, ni su fabricación tampoco.
  • Les dan diferentes nombres a lo que son esencialmente los mismos colchones y los comercializan bajo diferentes marcas o líneas de producto. ¿Quién fabrica los colchones? ¿Tienes su propia fabrica o se los hacen otros? ¿De dónde vienen?
  • Hacen que sea casi imposible comparar entre colchones y saber qué tienen dentro sin abrirlos. Os aseguro que la etiqueta del colchón de la foto no ponía que estaba relleno de capas de gomaespuma.
  • No existe un estándar de calidad en la industria del colchón. Cuando es la propia OCU la que vende los colchones «ganadores» en su propia página queda poco que añadir sobre este punto. Obviamente no hay nadie que vaya de fábrica en fábrica comprobando cómo se producen los colchones y asegurándose que estén bien etiquetados. Especificando de manera clara de qué están rellenos y que materiales se han utilizado. A veces no queda otra opción que abrir el colchón y llevarse la gran sorpresa.
  • Hay muy pocos análisis de colchones que sean objetivos, probablemente por miedo a repercusiones. Si encontráis un análisis negativo sobre alguna marca de colchones en especial por favor avisadme, tengo mucha curiosidad por saber qué dicen y cómo ha acabado la cosa.

Existe una salida

Con un poco de esfuerzo es posible informarse bien sobre colchones y hay varias marcas, a parte de las que solemos recomendar en este foro, que fabrican colchones de calidad y con garantías. Es posible que tengas que realizar una inversión un poco mayor pero créeme que vale la pena y a la larga me lo vas a agradecer, piensa que te juegas tu salud y tu descanso.

Me encantaría abrir más colchones que han causado problemas a la gente y analizar aquí su relleno para ver qué tienen dentro de verdad. Si tenéis fotos, podéis ponerlas en el foro del colchón para que otros las vean y analicen o podéis enviármelas en un mensaje si preferís.

Lo ideal sería ir comprando los colchones que os interesen para abrirlos y exponer aquí su composición. Si os parece bien la idea hacérmelo saber en la sección de comentarios y si hay mucha respuesta de la gente podemos organizar una votación online. ¿Qué os parece?

 

Pregunta a Jesús Guía de colchones

 

 

Un pensamiento sobre “Timos en el mundo del colchón”

  1. Excelente la página, por fin alguien que dice la verdad. Quien les escribe ha sido timado varias veces en tiendas, te muestran una calidad y después en tu hogar recibes otra cosa y al poco tiempo de empieza a hundir en varios lados. Creo que habría que llevarse los que están en exposición en la tienda. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *