4 mitos sobre los colchones

Vamos a analizar algunos mitos que existen sobre los colchones y una vez más, repasar los factores más importantes a considerar cuando vayas a comprar un colchón nuevo. Hoy en día hay muy buenos colchones a precios justos de modo que es un buen momento para mejorar tu descanso comprando una cama nueva.

Cómo elegir un colchón nuevo

¿Hora de cambiar de colchón? ¿Te levantas cansado o entumecido, o notas que tu colchón está viejo y hundido?¿O a lo mejor has notado que duermes mejor en hoteles últimamente?

Vamos a hablar de camas de 135 cm. por 190 cm. porque son los más comunes (hay muchas más medidas de colchones así que no tendrás problemas en encontrar la medida que más te guste). Hemos probado cada cama basándonos en los factores más importantes que debe tener un colchón y a continuación verás nuestros descubrimientos y opiniones.

Compara los distintos tipos de colchón

A la hora de comprar un colchón nuevo puede que te desesperes al ver la gran cantidad y variedad de opciones que existen. Los rangos de precios van desde lo increíblemente barato a lo exageradamente caro. Por suerte, hay buenas noticias. Nuestros años de experiencia nos han enseñado que lo más caro no tiene por qué ser lo mejor. Aquí van los tipos de colchones más comunes con los que te vas a encontrar:

Viscoelásticos

Sobretodo de poliuretano, la viscoelástica es uno de los materiales preferidos de la gente que suele tener dolores de espalda o en las articulaciones. Es una variación del látex y suele ser anunciado como hipoalergénico. La viscoelástica se hunde al tumbarte sobre ella y rápidamente se amolda a tu cuerpo. Al levantarte, vuelve a su forma original. Algunas personas insisten en que les da demasiado calor y para algunos se hace difícil cambiar de posición al dormir. Hay variaciones de viscoelástica donde se trata de mantener su termo neutralidad.

Colchones viscoelásticos

Muelles

Los colchones tradicionales de muelles de acero en sus distintas variaciones. Suelen ser los más baratos, y todavía los más vendidos. Sus variaciones pueden incluir capas de espumaciones especiales o incluso gel. Los colchones «híbridos» tienen una o más capas de espumas sobre los muelles. Es fácil cambiar de posición en ellos pero en algunos modelos es posible que molestes a tu pareja así que deberías considerar este elemento.

Colchones de muelles

4 mitos sobre los colchones

A continuación hemos listado algunas creencias que se tienen sobre los colchones y que han demostrado ser falsas:

  1. Las capas de espumas hacen cualquier cama mejor: Muchos de los nuevos colchones de muelles hoy en día incluyen capas de espumas en la superficie pero la espuma es en ocasiones demasiado fina como para que se note la diferencia. Ten en cuenta siempre la cantidad y densidad de la espuma que han puesto en la superficie a la hora de comprar un colchón nuevo.
  2. Cuantos más muelles mejor: Los mejores colchones de muelles que hemos probado tienen entre 600 y 1000 muelles. Sin embargo, aunque un colchón tenga más muelles que otro, los muelles podrían estar hechos de un metal más débil o peor. Habrás escuchado también hablar de muelles Bonell, muelles ensacados o convencionales. No tengas en cuenta solamente que tipo de muelles lleva un colchón sino los materiales que lo recubren y las espumaciones que han utilizado.
  3. El gel asegura que el colchón se mantenga frío: Algunos colchones tienen una capa de espuma con gel con el fin de mantener el colchón lo más fresco posible al entrar en contacto con tu cuerpo. En ocasiones esta capa está enterrada entre otras capas de espumas con lo que su efecto es totalmente nulo. Esto ocurre especialmente en colchones viscoelásticos baratos.
  4. Un apoyo lumbar extra ayuda a las personas que duermen boca arriba: Colocar un apoco lumbar extra es uno de los muchos trucos que utilizan algunos fabricantes para diferenciar sus lineas de productos. Sin embargo no hay garantías de que esto funcione y la verdad es que no hemos conocido a nadie que haya notado la diferencia.
LEER  Consejos para comprar un colchón

Comparar o no comparar colchones

Si te gusta un colchón en una tienda y preguntas en otra por un modelo similar, es posible que te intenten vender otro de la misma marca con la excusa de que tienen los mismos componentes y materiales. Probablemente no serán iguales y mucho cuidado si el que te ofrecen es mucho más barato o tiene súper descuentos de más del 50%. Ya hemos comentado en otras ocasiones las prácticas de algunos vendedores de colchones sin escrúpulos.

Mitos sobre colchones

Trucos para comprar colchones

Túmbate y pruébalo

Siempre que sea posible prueba los colchones. Ponte ropa cómoda y zapatos fáciles de quitar y prueba todos los colchones todo el tiempo que necesites. Ponte cómodo y haz todas las preguntas que tengas al vendedor. Si prefieres probarlo a tu aire, dile que te deje 5 minutos a solas para probarlo tranquilo en la postura en que suelas dormir por las noches. No olvides tener en cuenta todos los factores que comentamos en la guía de colchones.

Comprueba la garantía de devolución

Huye de colchones que ofrezcan devolución gratuita sino te gusta el colchón. Quién sabe cuánta gente y durante cuánto tiempo han dormido en el colchón. Las garantías de los colchones suelen ser de 2 años. Puedes leer más sobre la garantía de los colchones aquí.

Negocia el precio

Si estás considerando colchones buenos, éstos no tendrán los súper descuentos del 70% o 90% que algunas tiendas anuncian. Los colchones de gama media y alta tienen un precio marcado por los fabricantes que se toma muy en serio y solamente suele bajar ligeramente en épocas de rebajas. Los artículos de calidad, ya sean bolsos caros, abrigos o coches, no bajan repentinamente su precio por los suelos y lo mismo ocurre con los colchones. A pesar de todo esto, es posible que puedas negociar un poco el precio con el vendedor, especialmente en tiendas pequeñas especializadas.

No compres un somier sino te hace falta

Si tienes una base o canapé en condiciones es posible que no necesites todavía una nueva así que no caigas en la oferta del pack de cama y colchón. Sobretodo si la calidad va a ser peor de lo que tienes. Sin embargo, consulta al vendedor sobre qué cama sería mejor para tu colchó nuevo en caso de que de verdad lo necesites.

Entiende la garantía

Suele ser de 2 años y cubre defectos de fabricación como hundimientos o partes sueltas.

El día de la entrega

Inspecciona el colchón nada más llegar (y el somier o canapé en su caso) en busca de manchas o daños. Asegúrate de que el colchón tiene la etiqueta y guarda todos los papeles con los que viene.

 

Pregunta a Jesús Guía de colchones

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *